Botox o Toxina Botulínica

Botox o Toxina Botulínica

 

Consiste en la aplicación de una neurotoxina que paraliza algunos músculos que generan las arrugas, ayudando de esta forma a eliminar temporalmente las marcas de expresión y evitando la formación de nuevas arrugas. Las zonas más comunes de aplicación son la frente, los ojos (patas de gallina) y el entrecejo, también puede usarse en el cuello, en los maseteros para afinamiento facial.